Acerca de Turbos ITR

Turbos ITR Zaragoza S.L es una empresa dedicada a la re-manufactura de turbocompresores de cualquier tipo, aunque nuestra principal producción trata con turbos de turismos. También suministra turbos nuevos ORIGINALES, y puede hacer bajo demanda turbos híbridos o modificaciones.

Turbos ITR no es un eslabón más en una cadena de distribución de piezas, sino una fabrica que produce y garantiza sus componenetes: turbos de intercambio con nuestra propia marca registrada TURBOS ITR y un nivel de calidad de referencia

 

Esta web utiliza cookies. Al continuar con la navegación, entendemos que acepta el uso de cookies. Si lo desea, puede encontrar más información sobre el uso de cookies que hace turbositr pulsando aquí

Las averías más comunes

La mayoría de averías en turbos son debidas a factores ajenos al mismo. Si necesita ayuda para descubrir el disfuncionamiento de su turbo, contáctenos, siempre que sea posible, le diremos la causa de la avería. Os detallamos las más corrientes:

  • Contaminación de aceite: un aceite contaminado por virutas, impurezas, o bien mezcla con otros componentes, se transforma en corrosivo, dañando las piezas rotativas, y en poco tiempo se va destruyendo el cartucho.
  • Falta de presión de aceite: puede ser debido a un nivel insuficiente en el cárter motor, a una obstrucción del latiguillo de alimentación, o bien a un fallo en la bomba de aceite, o de su regulación.
  • Aspiración de objetos extraños a través de la caracola de admisión y / o del escape del turbo. Pueden ser polvo, objetos desprendidos durante un mantenimiento, componente del circuito de aire que se descompone (caudalimetro, mariposas, juntas…), cascarilla del colector de escape, desgate del motor, restos del turbo substituido etc.
  • Sobrerevolución del conjunto rotor, debido a un mal funcionamiento del motor, por problemas de mantenimiento o cambios de parámetros del motor.
  • Fugas de aceite por la caracola de admisión y / o de escape por mal retorno al cárter motor, debido a latiguillo de drenaje obstruido o doblado, uso de juntas inadecuadas,  sobre presión en el bajo motor.
  • Mal montaje del turbo como mala colocación de juntas o uso de juntas inadecuadas, malos aprietes, recambios utilizados en el reemplazamiento del turbo como filtros, aceite, u otros componentes de calidad insuficiente.